• Twitter
  • Facebook

Es tiempo de vacaciones, de relación con uno mismo o con una misma y con otras personas, siguiendo la propuesta del psicólogo Carl G. Jung podemos clasificarnos según nuestras funciones psicológicas, que son cuatro:

  • dos de ellas perceptivas, llamadas irracionales, sensación e intuición,
  • las otras dos juzgadoras, llamadas racionales, pensamiento y sentimiento.

Las funciones son modificadas por dos actitudes:

  • introversión y
  • extraversión.

Con estas claves se constituyen hasta ocho tipos de personalidad. Centrándonos en las funciones podemos identificar aspectos predominantes en nosotros y en las personas que conocemos:

Pensamiento

Las personas con esta función, que además son introvertidas, se formulan preguntas y tratan de comprender su propio ser; tienen mucha “vida interior”; están más interesadas en las ideas que en los hechos, de manera que dan importancia a la realidad interior y no atienden a las intenciones ajenas.

Las personas con esta función, que además son extravertidas, se rigen a sí mismas y a los demás según reglas y principios fijos; les interesan los hechos para elaborar sus teorías; tienden a reprimir emociones y sentimientos, llegando a descuidar a los amigos y sus relaciones sentimentales.

Sentimiento

Las personas con esta función, que además son introvertidas, suelen pasar mucho tiempo solas, dando una impresión de autonomía y de armonía; suelen apasionarse por la música y la poesía; tienden a ser reservadas, pero comprensivas y cercanas lo que otros necesiten.

Las personas con esta función, que además son extravertidas, se interesan por el éxito personal y social; se ajustan al ambiente social, por lo que suelen interesarse por las modas.

Sensación

Las personas con esta función, que además son introvertidas, ponen énfasis en las sensaciones subjetivas, en lugar de los hechos por sí mismos; se nutren de sus impresiones sensoriales y viven inmersos en ellas, pudiendo vivir en un mundo irreal.

Las personas con esta función, que además son extravertidas, ponen énfasis en las percepciones que le provocan la realidad, manifestando tender a la búsqueda del placer; necesitan cambiar de estímulos constantemente y puede llegar a atribuir un valor mágico a los objetos.

Intuición

Las personas con esta función, que además son introvertidas, son soñadoras, pero pueden entregarse a sus visiones internas; están interesadas con las posibilidades futuras más que en lo que actualmente está presente.; están en contacto con su inconsciente.

Las personas con esta función, que además son extravertidas, suelen seguir su “olfato” para las nuevas oportunidades; tienden a solucionar disputas y ser líderes carismáticos; son aventureras con interés que permanece hasta que consiguen el objetivo, tras lo que necesitan nuevas perspectivas.

 

 

 


La práctica de la meditación es ancestral, ya hay indicios de que existía hacia el año 7.000 a.C., por lo que no necesita muchos argumentos más para convencer de su sentido o, si se quiere, de su utilidad. La vía por la que ha llegado hasta nuestros días es el Budismo, del que es importante saber que no es una religión al uso sino un modo de vida que no se basa en un libro sagrado sino en experiencias compartidas.

En el Budismo se denomina y representa con el carácter Sati lo que nosotros llamamos Meditación o, desde hace unos 20 años en Estados Unidos, Mindfulness (MFN). Utilizar las siglas es señal de que esta práctica ha llegado al mundo corporativo o de empresa, dado que en los últimos años se ha aplicado con éxito en la prevención del Estrés y recaídas en la Depresión.

Varios estudios, incluyendo los neurológicos, concluyen que la Meditación es muy eficaz para inducir cambios en la gestión de emociones desagradables.

Por supuesto que no es necesario convertirse en monje Budista ni esperar a que tu empresa te forme en Mindfulness para poder beneficiarte de la Meditación o Conciencia plena.

Puedes empezar hoy con esta breve práctica de la Meditación:

• Respiración:

en la postura tumbada o sentada en posición de loto (Yoga), de modo que todo el cuerpo pueda descansar y cerrando los ojos si quieres aumentar tu atención, inspirar moviendo el abdomen hacia fuera y exhalar sacando todo el aire de los pulmones despacio por la nariz, concentrándote en la respiración durante, al menos, tres minutos.

• Experiencia presente:

con una pequeña porción de alimento o tejido experimentar las sensaciones presentes con calma, a través de todos los sentidos explorar el color, la luz sobre la superficie, la textura, el sonido, el olor, el sabor, el cambio de temperatura y cualquier otro aspecto.

• En movimiento:

para intensificar las sensaciones que percibes en activo, puedes fijar la atención en las plantas de los pies, en la posición de los hombros y en el movimiento del cuerpo, como un todo, al caminar a ritmo pausado pero natural, prestando especial atención a la sensación de alternar el movimiento del lado izquierdo y derecho del cuerpo.

• En tu mente:

Mantener tu presencia

al no juzgar nada y sí percibiendo agrado o desagrado,

al no luchar contra la ambigüedad y sí siendo amable contigo mismo/a,

dejando recorrido a los pensamientos hasta que puedan irse,

sintiendo que hay equilibrio entre controlar y experimentar,

cambia tu vida.

Para la práctica diaria existen ya aplicaciones móviles que son muy útiles. Una de las más sencillas es Medigong, para marcar los tiempos con el sonido de una campana.

Violeta Varela García, psicóloga, 9 de Junio de 2016.

Imagen de Respira Vida


Términos y condiciones

Identificación.

Violeta Varela García, con NIF 09313289-Z ofrece un servicio de orientación psicológica y psicoterapia (en adelante, psicología):

  1. Con la Licenciatura, Especialidad en Psicología Clínica y titulación que le capacita en el ejercicio de la psicoterapia.
  2. Con la inscripción en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid con el nº 22.881.
  3. Con la actualización en el Registro Sanitario de la Comunidad de Madrid.

Normativa aplicable.

En este servicio de psicología se aplica normativa y legislación española:

  1. El Código Deontológico del Psicólogo (1992, 2013), destinado a servir como pauta de conducta profesional en el ejercicio de la Psicología, para que su actividad se rija ante todo por los principios de convivencia y legalidad establecidos.
  2. La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal (LOPD) por la que los datos facilitados quedarán incluidos en un fichero automatizado (www.agpd.es) de uso exclusivo en psicología y en el que los usuarios/as podrán ejercer el derecho de acceso, rectificación, oposición o cancelación de los mismos, dirigiéndose a C/ Fernández de la Hoz 31, bajo izda. 28010 Madrid (España) o en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

Condiciones de atención psicológica.

El abono o pago de cada una de las sesiones de psicología implica poder:

  1. Registrarse, de forma opcional, como usuario.
  2. Reservar la hora disponible de su preferencia.
  3. Poder cancelar su cita, en caso de ser usuario en persona o registrado en la web, con un mínimo de 24 horas de antelación y solicitando otra hora (vía teléfono o correo electrónico) que sustituya a la anterior.
  4. Recibir una hora de atención especializada en psicología, en persona en consulta en Madrid o a través del programa de videoconferencia Skype, en el día y horario elegidos.
  5. Establecer un acuerdo con el psicólogo/a en cuanto a los objetivos de la atención psicológica y la frecuencia de las sesiones para trabajar dichos objetivos.
  6. Para reclamaciones, se atenderán directamente, en segunda instancia, se apelará a la Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y, en último término, a los tribunales de dicha ciudad.

Estas Condiciones del Servicio se ponen a disposición de los usuarios/as en el momento y fecha de la petición de cita o atención para su información y aceptación.

×

Regístrate ahora


Por favor, rellena los datos que aparecen a continuación:



  or   Accede
×